“Arigato” Hoko

No debieron pasar ni diez segundos desde que oí que la marca Hoko había sacado su primera falda para trail running, hasta que entré en su web para comprobarlo. Cuál fue mi alegría cuando no sólo descubrí que era cierto,  si no que además, era preciosa. Me gustó tanto que indagué un poco más y descubrí una sorpresa que terminó de conquistarme…unos días después, ¡ya era mía!.

_DSC5977_r

Pero antes de hablaros de esta falda, a la que muy acertadamente han llamado “Arigato” (significa “gracias” en japonés), voy a resumiros mi experiencia con Hoko y con las faldas de trail running en general. Y es que soy tan fan de esta marca, como de usar falda para correr, por ese motivo, una falda Hoko era lo que estaba esperando desde hacía mucho tiempo

Desde que empecé en esto del trail, las mallas Hoko predominaban en mi cajón de ropa deportiva, eran mi principal opción, me encantaban, me parecían comodísimas y no quería utilizar nada más…hasta que me regalaron una falda y descubrí que me gustaba incluso más que las mallas.

Las mallas me siguen gustando mucho y sigo comprándolas y usándolas, pero las faldas empezaron a tener cada vez más presencia entre mi ropa deportiva. A la comodidad se le une la estética, y es que en mi opinión, las faldas quedan muy bonitas para correr, me hacen sentir más femenina en un deporte en el que de momento, siguen predominando los hombres.

Como buena amante de las faldas de trail running, tengo: faldas que van desde los 25€ hasta los 150€, faldas con malla ligera, faldas con malla compresiva, faldas con silicona antideslizante en la pernera, faldas con elástico en la cintura, faldas con cordón…he probado faldas con características muy variadas, por lo que tengo muy claro cuáles son los aspectos que más valoro a la hora de elegir una.

Para mí una falda perfecta debe ser ligera, cuanto más ligera mejor. La malla debería quedarse en su sitio y no subirse mientras corres, esto es por comodidad y por evitar posibles rozaduras en los muslos. Que lleve bolsillos o no, para mi no es muy importante ya que suelo llevar mochila, pero si los lleva, ¡mejor!. Me gustan las faldas cortitas porque me resultan más cómodas, siento más libertad de movimiento y estéticamente creo que quedan mejor, cuanto más corta sea la falda (sin pasarnos) más larga parecerá la pierna. Y, por supuesto la falda debe ser bonita y fácilmente combinable.

Todas las faldas que he tenido hasta ahora, cumplen con la mayoría de estas características, pero ninguna de ellas cumple con todas. Cuanto tuve en mis manos la falda “Arigato” de Hoko lo primero que pensé fue que venía para cumplir con todos mis deseos…¿sería verdad en la práctica?. Ahora si, os hablo de ella:

_DSC5978_r

Lo primero que me llamó la atención fue la estética: El color predominante es el negro, por lo que claramente es fácil de combinar. Y lo es, todavía más, gracias a los gráficos hexagonales de diferentes colores que decoran los laterales (ésta es la sorpresa de la que os hablaba). Estos hexágonos en rosa, verde, azul, anaranjado, rojo y negro, no sólo convierten esta falda en una prenda llamativa y original, si no que además garantizan que puedas combinarla fácilmente con otras prendas.

Pero la estética no queda ahí, Hoko rompe con la tendencia predominante de hacer una falda con malla interna para sacar ambas piezas por separado. Estáis leyendo bien,  tanto la falda como la malla interna se venden por separado, y a pesar de que he leído opiniones en contra de esto, a mi me parece una idea increíblemente buena, ¿por qué?,  pues porque venden la malla interna en cuatro colores diferentes, los cuales se corresponden con algunos de los hexágonos que lleva la falda. Esto significa que con una misma falda e intercambiando únicamente las mallas internas, puedes hacer distintas combinaciones.

_DSC5976_r

Ya que hemos tocado el tema de comprar dos piezas por separado, seguramente os preguntaréis cuánto cuesta cada una se ellas. Pues bien, la falda se vende por 26€ y cada una de las mallas se vende por 20€. En mi opinión son unos precios más que razonables.

Más que satisfecha con la estética, profundizo un poco más y descubro que la falda tiene un tejido suave, transpirable, bastante ligero y de secado rápido. Incorpora un bolsillo delantero y uno trasero, ambos de rejilla elástica.

bolsillo

En la cinturilla no lleva ni cordón ni goma elástica, únicamente lleva dos pequeñas bandas elásticas en los laterales, las cuales tienen como función que la falda se acople y no se mueva durante el ejercicio. Más adelante daré mi opinión sobre este aspecto.

cuerda

Continúo curioseando la malla, que por cierto se llama “Riki”, y enseguida noto que es más ligera que cualquiera de los modelos que tiene la marca, es de tacto suave, muy cómoda y no aprieta en la cinturilla (al menos a mi), y tiene unos fruncidos que hace que se adapte perfectamente a la forma del cuerpo. Actualmente la encontramos en rojo, naranja, rosa y verde, pero yo confío en que sacarán más colores, personalmente echo en falta la negra, es un color que siempre viene bien.

malla

Y ahora vamos a lo que cuenta: opinión después de usarla.

Sinceramente, este conjunto me ha conquistado. La he utilizado en varios entrenamientos y carreras, me ha acompañado en unos 80 kilómetros y cada vez me gusta más.

La malla, sin ser compresiva, se mantiene en su sitio durante el ejercicio. Con algún movimiento más exagerado puede que se suba un poco, pero en cuanto la recolocas en su sitio, vuelve a quedarse fija. Además es tan suave y ligera que parece una segunda piel, apenas notas que la llevas.

Por su parte, la falda a mí si que me queda un poco suelta de la cintura ya que por mi constitución, las tiras de goma no me hacen mucho papel, pero con un sencillo apaño casero consigo que la falda quede fija a la malla y no noto ni que la llevo puesta. Respecto a la estructura, ni queda muy ajustada, ni demasiado suelta, tanto la forma como el largo me parecen perfectos.

Sencillamente me encanta el sistema que forman estas mallas intercambiables y esta falda que, sin ninguna duda ha cumplido con todas mis expectativas. Confieso que se ha convertido en la preferida entre todas mis faldas de trail y estoy segura de que me haré una buena colección de mallas internas.

Arigato Hoko por crear esta maravilla de falda.

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Muy chula, se vende en alguna cadena tipo forum o donde?

    Me gusta

    1. Yo la compré en una tienda física de Valencia, pero se puede comprar online en la propia página de Hoko

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s