Gracias 2015

2015 fue, sin ninguna duda, mi mejor año deportivo, con él se dieron dos importantes cambios: Por un lado, cambié el asfalto por la montaña, lo cual fue una de las mejores decisiones que he tomado en mi vida. Por otro lado, experimenté un cambió bastante importante en el modo de ver el deporte y de verme a mí misma, os pongo en antecedentes.

Hay muchos corredores que son muy atrevidos o seguros de sí mismos (en algunos casos inconscientes) y a los pocos meses de empezar a correr ya se están preparando un maratón (tampoco pienso que esté mal, todo depende de las condiciones físicas y de las capacidades de cada uno, pero no voy a entrar en este tema). Yo no pertenecía a este tipo de corredores, en los años que estuve haciendo asfalto, me había costado casi un año pasar de una 5km a una 10km, lo mismo me ocurrió con la 15km. Para mí el running sólo era una afición, sin embargo me sentía mal cuando no obtenía la marca deseada y me aterraba plantearme nuevos retos por miedo a no conseguirlos, era demasiado insegura.

Sin embargo, a finales de 2014 me propuse hacer un triatlón super sprint. Todavía no me explico cómo me planteé hacer algo así teniendo en cuenta mis inseguridades, que no nadaba desde pequeña y que había cogido la bici dos veces en el último año…pero lo hice, terminé el triatlón en un tiempo mejor de lo esperado y además había disfrutado más que en todos los años que llevaba corriendo. Tras esta experiencia entré en 2015 con un planteamiento muy diferente sobre el deporte. Mi único objetivo para 2015 iba a ser plantearme objetivos que me permitiesen divertirme y confiar más en mi misma.

A principios de año probé con una carrera de montaña, era algo nuevo para mí por lo que no podía exigirme mucho, así que me olvidé del tiempo y me dediqué a disfrutar. La experiencia fue inmejorable, hacía muchísimo tiempo que no me había sentido tan bien. Desde entonces, no he vuelto a competir en asfalto.

En la montaña los kilómetros se me pasaban volando y comencé a ilusionarme con retos cada vez mayores, quería enfrentarme a ellos y sobretodo llegar preparada, por lo que me centré en no lesionarme y en mejorar mis condiciones físicas. Me tomé más enserio los entrenamientos y los ejercicios complementarios (técnica de carrera, propiocepción, musculatura etc.), además me puse en manos de un nutricionista deportivo y los resultados fueron llegando poco a poco.

Pocos meses después de mi primera carrera, hice mi primera media maratón de montaña, poco después y sin ningún miedo, me apunté a los 30km de Montanejos, conseguí un tercer puesto en una liga de carreras de montaña que ni siquiera me había planteado terminar, y por si fuera poco, antes de acabar el año me inscribí al que será mi primer maratón de montaña.

En 2015 conseguí todos los objetivos que me fui proponiendo y disfruté al máximo en cada uno de ellos, incluso en aquellos en los que hubo algún contratiempo, fui capaz de no abandonar y llegar a la meta con una sonrisa de oreja a oreja.

Fue el año en que dejé atrás mis temores, comencé a soñar, a sentirme orgullosa  de mi misma, para mí es el año en el que evolucioné deportivamente, pasando de ver el running como una afición a verlo como parte de mi vida. Es el año en que me empecé a sentir deportista y lo más importante, el año en que me di cuenta de que por muy mal que salga una carrera, siempre acabo ganando algo.

“Querido 2016, que sepas que el 2015 ha dejado el listón muy alto, pero algo me dice que podemos superarlo, me muero de ganas  por hacer grandes cosas contigo”

Montaje carreras 2015

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. ¡Enhorabuena por ese añazo! Como bien dices, va a ser difícil de superar pero seguro que lo consigues.
    Conforme iba leyendo pensaba, ¿habla de ella o de mi? Hace un par de semanas participamos en nuestra primera carrera de montaña y ya tenemos el ojo puesto en una media maratón para Abril, quizás es arriesgado pero la montaña te hace disfrutar de una manera que no puedes decir que no! (con cabeza siempre)
    Mucha fuerza para los próximos objetivos 🙂
    Patricia

    Me gusta

    1. Como bien dices, con cabeza y el entrenamiento adecuado puedes proponerte lo que quieras. Yo llevaba años corriendo asfalto pero mi primera carrera de montaña fue en enero y también hice mi primera media maratón en abril. Si a mi me fue bien, a ti también!, sobretodo disfrútala muchísimo. Ya te iré siguiendo para ver qué tal te ha ido.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s